Uncategorized

Ruben Pozo: ruta Llanero Solitario

Como te contaba el otro día por mensajito, fue un concierto de recuerdos de buen rollo. Carne fresca recién llegada de nuestra querida península. Así de crudo lo vemos después de unos cuantos meses ya sin volver a casa. Como los soldados expatriados del libro de Alatriste que me estoy leyendo ahora mismo.

Sentimos como si se refrescara nuestra memoria de un guitarrazo. Como volver al barrio de la Alameda de Osuna de un aleteo de alas nocturno. Un vuelo directo al garito llamado: “El Caradura“. Te podrás imaginar. Aquí vimos a Iván Ferreiro el año pasado.

Al día después, con la resaca del concierto, nos costó un poco levantarnos … (¿porque tocó un miercoles?)…

Os dejo el grandísimo tema “Soy Chatarrero”:

Tocó con un chaval de Madrid que vive en México también. Miguel Iglesias, me corroborabas. Aquella noche Jesus y yo le apodamos “angel face”, por esa cara de pan. Dulce como él solo.

Rubén Pozo presenta “Llanero Solitario Tour 2016”

Anuncios
Estándar
Uncategorized

Brindar con Loquillo por mis 30 años no tiene precio

“Le vi! Te juro que le vi!”

Y le pregunté porqué era tan grande. Le conté que había marcado mi infancia y la de mi hermano. Y que a mi madre le gustaba muchísimo.

A pesar la señora bien que tenía como madre, y de verdad lo era, tenía una rock and roll star dentro.

mum

Y sólo por eso quiero mucho a José María Sanz Beltrán (Barcelona, 21 de diciembre de 1960). Por eso y por muchas otras cosas. Loquillo también era el himno del equipo de rugby de Jesús en Madrid.

El caso es que nos las sabíamos todas. Y disfrutamos el concierto como enanos. Pero qué macarra es, qué gestos.

¡¡¡Cómo nos gusta!!!

Loquillo

“No muere tu rock and roll Actitud” – Loquillo

Cuando acabó el delirio de concierto nos quedamos un rato más ahí comentando la jugada. Y decidí que tenía que hacer lo que fuese para darle un abrazo y decirle lo mucho que ha marcado mi vida.

Así que me encendí un piti en la sala ya medio vacía para pensar en la estrategia con algo en la mano.

Entonces apareció un tipo con buena pinta -no era un segurata- con foulard fashion incluido y me dijo que ahí no se podía fumar, si tenía la amabilidad de apagar el pitillo.

Mi mente se encendió y reaccioné. “¿Trabajas aquí verdad?. Tienes que hacer lo que sea para presentarme a Loquillo”. Y me dijo “Buff. No creo. Está muy restringido el tema hoy. Está con sus colegas y no creo que quiera visitas”. Así que le di las gracias y pregunté por la entrada al camerino. Reconozco que le puse ojitos -armas de mujer– al de la puerta y le supliqué.

Así que entré con Jesús a verle. Y no sólo eso sino que nos tomamos una caña con los de la banda!

loquillo_es_real

Loquillo concierto Mexico DF 2014

Esa noche había otra fiesta de Halloween en casa de unos amigos en Mexico DF pero decidimos no ir. De ahi la estrella y el tupé. 

IMG_3006

Un cumpleaños extraordinario!!

 

Estándar
Uncategorized

Juglares, Niños e Hipotecas…

A principios de este mes acudimos a la sala juglar a ver al Niño de la Hipoteca Livia, Luna, unas amigas suyas y yo.

                             Imagen

La sala es muy pequeñita y por primera vez en mi vida llegamos con suficiente tiempo como para coger sitio, fila uno, además. (En esto se notó que no fui contigo, si no lo hubiésemos visto de pie…que nos conocemos).

Conocí sus canciones hace 3 años en unas convivencias, una chica tocó en la guitarra uno de sus temas más conocidos “que te vaya bien”  y ahí empezó todo…
http://www.youtube.com/watch?v=RgYaedHjgvQ

Unos meses después Livais acudió a un concierto que dio en el Búho Real al que acudieron él, Livia, Bascu y el camarero…literalmente. Aquello les ofreció la oportunidad de charlar con él en plan amigos íntimos y de que les regalara el nuevo disco que había sacado: “Mi novia del 2º B”. Fue en este momento cuando empecé a escucharlo más de seguido.

Tras dos años sin pasar por Madrid a tocar (yo no sé si hubiera vuelto después de la última experiencia) comenzó una gira por España basándose en el crowfunding. Comprabas la entrada y si éramos más de 40, el concierto salía adelante. Tan bien le fue que en la capital estuvo 3 días con lleno absoluto. Cabíamos 50 personas, así que no le resultó difícil. Pero era lo que buscaba: conciertos pequeños para grandes fans.

                Imagen

Estuvo solo encima del escenario, no cabían más, pero lo llenó con su gracia y desparpajo. Habló con todos los que le decían o gritaban algo, contó chistes, historias personales y tocó canciones nuevas con títulos a mejorar.

Era un jueves cualquiera y hubo varios invitados. En esta ocasión no me quedé con ningún nombre. Eso sí, todos cantautores de verdad, de esos que no los conoce nadie más que su familia y amigos íntimos. Me sorprendió enormemente ver cómo, siendo un auténtico pintas, parte de la música que escuchaba era más tipo romántico-empalagoso (término que acabo de inventar y en el que se podrían incluir a muchísimos artistas).

Como siempre, mucho mejor oírle en directo que en spoti, tiene unas letras muy bonitas en una voz rasgada, cazallera y algo nasal que le dan un punto diferente.

Lo disfrutamos mucho, lo cantamos todo y le hicimos hasta las percusiones, para mostrarle nuestra disposición. Te hubiera gustado rubia, y a mí me hubiera encantado que estuvieras…

Estándar